Si fuéramos directamente a la definición de Mantra, descubriríamos que es una palabra en sánscrito que hace referencia a los sonidos asociados a sílabas o palabras que, según algunas creencias, tienen influencia sobre nuestra mente y sobre nuestros pensamientos. El término mantra se utiliza ante todo para designar los cánticos y rezos que se realizan durante las ceremonias litúrgicas. El sonido de cada una de esas palabras o sílabas contienen vibraciones muy altas que se repiten un determinado número de veces con un propósito específico, y por la frecuencia que producen, tienen el poder de enfocar la mente. La primera vez que aparece la palabra mantra en un escrito es a mediados del siglo II a.c. y le daban el significado de ‘‘oración, ruego, himno de adoración, canción’. Originariamente, algunos mantras fueron creados como invocaciones a dioses o seres superiores de la cultura hindú

A medida que repetimos y nos concentramos en un mantra, nuestra mente se mantiene ocupada y no tiene tiempo para otros pensamientos , por tanto logramos relajarnos .

Mantra es en realidad un mecanismo de aprendizaje subliminal ya que emplean, de forma beneficiosa, los mismos canales subliminales que la música y los anuncios publicitarios. El mantra va más allá del «significado» o la simbología de sus palabras ya que su sonido, su cantinela, ejerce numerosos sus efectos beneficiosos sobre nosotros. 

El ritmo de su cantinela funcionará sobre nuestro inconsciente actuando sobre el ritmo de procesamiento de nuestro cerebro y a la conexión entre nuestro hemisferio cerebral derecho y nuestro hemisferio izquierdo. De hecho, parte de la magia del mantra consiste en no reflexionar sobre el sentido o significado de las palabras, para no quedarnos anclados en un trabajo de nuestra mente consciente, y poder influir sobre el inconsciente.

Hay muchos mantras famosos y poderosos, a los que recurrimos sin darnos ni cuenta como por ejemplo el muy conocido OM . (juntamos los dedo pulgar e índice de nuestras manos y decimos OOOOMMMM en plan de broma cuando colma nuestra paciencia). Rezar es, en sí, es recitar un mantra.

¿Por qué son tan beneficiosos para los niños?

Vivimos en un mundo que gira muy deprisa, sin apenas oportunidad de frenar, de disfrutar del presente, de conectarnos entre nosotros como familia y con cada uno de nosotros mismos, por eso practicar mantras con los niños nos permite, tanto a ellos como a nosotros, calmarnos y obtener un remanso de paz y tranquilidad.

En el momento en el que nace un niño nuestro hogar se llena de cancioncillas y de música: canciones sobre animalitos que bailan, juegan y nos enseñan cosas, la canción de guardar los juguetes y cómo no, las preciosas nanas para dormir. A los bebés les encanta oírnos cantar: nos sonríen y bailotean al són de la música; les gusta especialmente que metamos su nombre en una canción y cambiemos la letra para ellos. Nuestra voz es un sonido que les relaja enormemente, es lo que ha escuchado desde que estaba en la barriga, y para ellos supone un lugar seguro.

Cantar mantras a tu bebé nos ayuda a ambos, adulto y bebé, a estar en paz y a relajarnos; crea un momento de armonía y de vibraciones positivas (recordemos el poder que tiene sobre nuestra mente las vibraciones de ciertas sílabas)

Repetir un mantra ayuda a los niños a conectar mejor con su mundo interior, a reafirmar su autoestima, a tener una mente abierta y una forma más flexible de afrontar la vida.

Los mantras reducen la falta de concentración mejorando la atención, la memoria y la imaginación y ayudan a canalizar su desbordante energía armonizando su mente y su carácter. Cuando los niños se encuentran nerviosos entonar un mantra les tranquiliza ayudándoles a liberar tensiones mientras se divierten cantándolos. Es un buen ejercicio tras un examen.

Recuerdo una escena de la película “Criadas y Señoras” en la que una de las protagonistas, mientras cada día peina a una niña que está siendo maltratada le dice: “Eres hermosa e inteligente”. Se lo repite cada manána y cada noche al peinarla. Esa persona estaba utilizando un mantra para reforzar la autoestima de la pequeña, para hacerle sentir querida y te invito a que de la misma forma lo hagas tú con tus hijos, incluso para ayudarles a afrontar casos de bullyng. Los mantras no tienen por qué ser en sánscrito. Puedes hacer los tuyos y los de tus hijos y divertirte jugando con ellos.

Para que comiences a experimentar con los mantras, y los utilices como un juego con tus niños te dejo una serie de propuestas, acompañadas de un video, ya que la mayoría de los mantras llevan asociado unos movimientos con las manos:

Sa Ta Na Ma

Es, sin duda, el mantra favorito de los niños , les encanta ya que su música es pegadiza a la vez que tranquila. Este mantra sirve para equilibrar el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales, estimula la concentración, desarrolla la intuición y aporta calma.

 

Om Ah Hum

Con este mantra tanto niños como adultos nos liberamos de pensamientos negativos.

 

Kol Ha’Olam Kulo

Mantra para la reconciliación, para gestionar el miedo y ganar confianza en uno mismo.

Jai Da Da

Mantra para relajarse y serenar el espíritu

Ra Ma Da Sa

Nos ayuda a desarrollar la bondad y nuestra capacidad de dar y recibir

 

Buddham Saranam

Para recuperar la paz interior sobre todo en momentos difíciles

 

Adi Shakti

Este mantra más largo, casi una canción, es perfecto para niños con algún tipo de inseguridad ya que genera energía y ayuda a gestionar el miedo.

Pregúntales qué sienten cuando lo entonan, seguro que te sorprenderán sus respuestas.

                                                                                                                                     Letra:

ADI SHAKTI, ADI SHAKTI, ADI SHAKTI NAMO NAMO

SARAB SHAKTI, SARAB SHAKTI, SARAB SHAKTI NAMO NAMO

PRITHUM BHAGAWATI, PRITUM BHAGAWATI, PRITUM BHAGAWATI NAMO NAMO

KUNDALINI, MATA SHAKTI, MATA SHAKTI, NAMO, NAMO.

Force of all creation to you I bow

Divine force everywhere to you I bow

Creative force Primal force to you I bow

Rising up Divine mother to you I bow

 

Ejercicio para iniciarte en el uso de Mantras

  1. Busca un lugar tranquilo y siéntate cómodamente. Escoge de entre las propuestas que te hacemos, el mantra que prefieras, ya sea por su sonido o por su aplicación

  2. Concéntrate en tu respiración por 5 minutos antes de comenzar a recitarlo. No fuerces la respiración, solo hazte consciente de ella.

  3. Comienza a recitar el mantra: toma aire lentamente , llena tus pulmones y pronuncia el sonido al exhalar, prolongándolo lo que más puedas. No lo fuerces. Repite a tu propio ritmo, intentando no dejar momentos de silencio entre un mantra y el siguiente. La idea es que los sonidos se encadenen unos a otros.

  1. Mantén el ritmo natural de tu respiración sin forzarla ni quedar sin aliento. Cuando sientas que la transición entre un sonido y otro es natural y sin esfuerzo, ve bajando la voz hasta que el canto del mantra sea interno.

  2. Deja que ese canto interno vaya bajando poco a poco de volumen hasta llegar al silencio.

  3. Disfruta de ese silencio

Entonar mantras es una actividad mucho más sencilla de lo que puede parecer. Resultan especialmente útiles durante un trayecto por ejemplo en el coche, para hacer mas entretenido el viaje, pero no dudes en recurrir a ellos en esos momentos en los que percibas que los niños necesitan hacer algo distinto.

¿Te animas a probarlo durante el próximo viaje con tus hijos?

Comparte con nosotros tu experiencia en los comentarios…

¿Deseas aprender herramientas para gestionar tus emociones?
Este es el primer paso.

 

Es tán sencillo como descargarte, de forma gratuita nuestro e-book :

"10 pasos para crear la vida que deseas"

 A lo largo de las páginas de este cuaderno de trabajo,  irás descubriendo qué 10 pasos has de dar para crear la vida de tus sueños.

Con este sencillo paso, además, irás recibiendo en tu email estrategias, material y herramientas muy valiosas para gestionar tus emociones.

¡Te esperamos!